10 AÑOS DE TODOJINGLES (X Parte) Final

18/03/2015

Mercè. Administrativa

Mi historia en Todojingles es la más corta de todos porque fui la última en incorporarme al equipo, por cierto “un equipo de chicos” todos adorables y han sido cuatro años llenos de nuevas experiencias. Recuerdo el día de la entrevista como si fuera ayer, creo que entendí lo que Sergi necesitaba en la administración de TodoJingles y desde el primer día, mi objetivo ha sido hacer mi trabajo lo mejor posible y mejorarlo en la medida que me ha sido posible. Tenía experiencia profesional en el mundo de la administración pero interpretar la parte de producción era algo totalmente nuevo para mí, pero con la ayuda de mis compañeros y siguiendo las directrices de Sergi (el jefe) salí adelante.
Mi día a día transcurre entre papeles y números pero también hay días intensos y emocionantes, cuando hay grabaciones en el estudio, viviendo el ritmo trepidante de la publicidad.
Lo que más me ha sorprendido y agradablemente, por cierto, es la forma de ser de los locutores y actores que he ido conociendo, podría empezar a escribir adjetivos pero el que mejor les describe es que son muy buena gente y acabas queriéndolos a todos.
Tengo un lugar de trabajo agradable amplio y cómodo, una ventana a mi lado que me permite ver un paisaje de ciudad desde la que puedo ver el cielo, que a menudo es soleado, se agradece enormemente cuando no se ha tenido antes, unos compañeros estupendos Pedro y Ricardo que he tenido el privilegio de conocer y convivir en familia hace pocos días, en la celebración de nuestro 10 aniversario y un jefe que nos ha demostrado que es posible y se puede conseguir, aun en tiempos difíciles, sacar adelante una empresa que ha sido su sueño para él y lo que más admiro de Sergi es la sensatez y la exigencia personal por el trabajo bien hecho, que nos ha sabido contagiar a todo el equipo.
Soy realmente feliz de formar parte de ésta familia “TodoJingles”.

Ricardo. Técnico de Sonido.

Cuando tu principal hobby durante los últimos años que es tu pasión, se une junto con tu trabajo, debe dar unos resultados impecables. Desde mi punto de vista creo que es así. Desde hace muchos años me encantaba el trabajo de la postproducción de sonido digital, algo que compaginaba en principio en mis ratos libres con otro trabajo (que realmente no era mi pasión). Tanto me apasionaba el tema del sonido, la radio, las cuñas, los jingles, etc., que investigué y me obsesioné en tal medida, que hasta llegué a escribir hace ya años, un libro sobre la edición de audio, orientado a los jingles y a la radio.
Ese es precisamente el punto en el cual me encuentro ahora, un camino que ha unido mi principal hobby de hace años, con mi trabajo. Por ello, me siento un privilegiado, por poder trabajar en lo que siempre ha sido mi pasión verdadera. Pero lo más difícil no ha sido aprender todo el tema de la postproducción y el sonido, sin duda, lo más difícil ha sido encontrar a alguien que te diera la oportunidad de dedicarte a ello convirtiendo ese hobby en tu trabajo, porque ha visto en ti, algo especial. Ese alguien ha sido Sergi Carles y Todo Jingles S.L., o también se podría decir Todo Jingles S.L. y Sergi Carles, o mejor aún, hacer un mix, como en la primera ocasión que lo conocí tanto a él como a Pedro Jota. Había quedado en un restaurante con ellos y el camarero me dijo "El Sr. Sergi - Jingles todavía no ha llegado" jejejeje.
Una persona puede ser muy bueno en su trabajo y exponerlo llamando a muchas puertas, pero si no hay alguien que te de esa oportunidad, que crea en ti... nunca llegarás a buen destino. Yo tuve la grandiosa suerte de que alguien creyó en mí, y por ello a día de hoy, tengo la suerte de trabajar en una empresa como Todo Jingles, pionera en el sector de producción de sonido on-line. Sí ya lo sé, ahora puede haber muchas otras empresas que hacen lo mismo, pero hace 10 años, cuando internet era algo desconocido para la mayoría de los mortales ¿cuántas había? muy pocas por no decir ninguna.
Sergi tuvo esa idea, y fundó Todo Jingles S.L. y ahora gracias a esa idea de hace 10 años, mi sueño se convirtió en realidad. Me siento feliz de poder trabajar en lo que fue mi hobby y que ahora es mi trabajo y mi forma de vida, en una empresa que me ha acogido como una familia, con gente sincera, amable (Sergi, Pedro, Mercè...) y que están dispuestos a tenderte una mano, ya no solo en el trabajo, sino en cualquier problema personal o familiar que te pueda surgir. A lo largo de mi larga experiencia laboral he trabajado en muchos sitios, pero puedo decir con total rotundidad que ninguno era una empresa-familia, eran simplemente eso, una empresa.
Gracias TodoJingles por confiar en mí.
Con total sinceridad, Ricardo.

Pedro J – Director de producción.

¿Es tan difícil ser correcto y dar proporcionalmente tanto o más de aquello que recibes?
La respuesta es sencilla, no es tan difícil. No es el dinero lo que mueve el mundo sino las buenas formas y gracias a estas recibimos el resto de cosas. Cuando se tiene clara esta premisa todo es mucho más fácil y todo funciona. Si no lo tienes claro estás condenado al fracaso.
Básicamente este el clima que me encontré al entrar a esta fantástica familia empresarial hace aproximadamente ya 9 de los 10 años de su existencia. Y lo mejor de todo es que no solo se han mantenido esas buenas formas sino que, si cabe, se han amplificado pues con ellas han surgido otros valores incuestionables como la amistad.

Trabajar en Todojingles es toda una filosofía de vida pues a diario damos aquello que somos pero también aquello que vamos adquiriendo, y a pesar de que en líneas generales se hace lo que en cualquier otra empresa, lo cierto es que lo que hacemos aquí lo hacemos de verdad. Hablamos con cariño a los clientes no porque sea nuestra obligación, que también, sino porque es lo que hemos recibido y no sabríamos hacerlo de otra forma y aunque cualquiera tiene un mal día aquí no es lo general. Dirección, gerencia, producción, administración, locutores... todos somos parte de un mismo proyecto en el que cada cual desarrolla lo mejor de si mismo para conseguir un correcto funcionamiento. Así lo hemos sentido y así lo intentamos transmitir día a día.

Por ello venir a trabajar cada día no solo es una bendición en los días que corren sino que, además, es una gran suerte y mejor hazaña, es un punto de encuentro en el que también nos desarrollamos como personas y así lo notamos en cada momento.

Gracias patrón por permitirnos disfrutar con aquello de lo que vivimos. La imagen de una tripulación siempre es el fiel reflejo de su Capitán. A fin de cuentas...es lo que cuenta.

Añadir nuevo comentario