EL HOMBRE ANUNCIO

19/12/2013

Hay ocasiones en las que pienso...¿qué pasaría si los locutores hablásemos en nuestras conversaciones cotidianas de la misma forma que hablamos a la hora de locutar un anuncio?

Sería una sana diversión pero nadie entendería la gracia salvo si la persona con la que hablamos también se dedicara a la locución, pues el resto de mortales nos tomaría por cursis o peor, por locos.

 

En muchas ocasiones me he encontrado personas que hablando con ellas, cuando descubren alguna publicidad/megafonía/vídeo/documental que he realizado , sorprendidos siempre dicen.. ¿Ese eres tu? No pareces tu. ¡Sí que cambias! No te hubiera conocido nunca!

 

Y lo cierto es que “cambiamos”, y mucho!

Un cantante cuando interpreta una canción modula,engola,falsea y proyecta su voz (un día hablaré de esto de “proyectar”), podríamos decir que en ese momento no está utilizando su voz “de diario”, aquella que utilizar para hablar y comunicarse con el resto de personas habitualmente.

Solo hace falta ver un día el programa “LA VOZ” para escuchar a los cantantes hablar y después cantar...ambos registros son completamente diferentes.

 

A los locutores nos ocurre lo mismo. Proyectamos, modulamos,interpretamos y en ocasiones falseamos y engolamos la voz para transmitir un mensaje en concreto.

 

Así pues pasamos desapercibidos para el público en general y muy pocas personas con oído muy fino llegan a “reconocernos” en nuestro trabajo.

 

Hablando con el gran Camilo Garcia (voz habitual de Anthony Hopkins) , me comentaba que únicamente los taxistas le habían llegado a reconocer, pues dada su profesión agudizan mucho el sentido del oído.

 

Así que seguiremos “hablando normal” en nuestras vidas cotidianas y solo locutaremos cuando sea necesario!

Comentarios

El comentario habitual suele ser "a ver, pon la voz de las anuncios", "como haces para cambiar la voz?".... Es cierto, que cuando se suele tener la voz grabe es más fácil que digan "te dedicas a la radio?" pero nada tiene que ver con que te reconozcan a primer oído.

Añadir nuevo comentario